Introducción “UN TRÍPTICO Y ALGO MÁS”.

INTRODUCCIÓN

 

 

UN TRÍPTICO Y ALGO MÁS, nos presenta a través de sus historias, algunas de las etapas vividas por el autor en su fase revisionista. El amor, el miedo, la soledad y muchas veces las confusiones interpretativas de la vida, nos llevan a análisis envueltos de mucho misticismo.

 

EL TRÍPTICO, como su nombre lo indica, está dividido en tres cuentos pertenecientes a una misma historia, donde un joven siente la necesidad de cambiar sus rutinas habituales para por primera vez, amar. El enfrentar su primera y gran desilusión lo llevan a encontrarse consigo mismo, haciendo de él, un joven fuerte con una gran necesidad de entender con más claridad lo que hasta ese momento, él había vivido. La fuerza interpretativa y la gran pasión de su búsqueda, hacen de EL TRÍPTICO, una aventura fascinante que deberíamos leer.

 

En UN DÍA DE VIAJE, vemos el agotado proceso de un hombre, ya en su decadencia, tratando de entender lo que ha pasado con su vida y justificando el derecho a su escogencia. Para este ser, la vida fue tan sólo una gran manifestación de todos sus deseos, viviéndola como el último de sus días y buscando dejar a los que le rodeaban, la filosofía del desprendimiento y la aceptación total de los procesos que se escogen, así los lleven a laberintos difíciles de entender. Para este hombre, no existe el sufrimiento, aunque encierre una vida llena de mentiras, de fracasos, desilusiones y cobardía, que lo llevaron a un rincón de mucha soledad. Vamos a presenciar junto a él, en vida, su juicio final.

 

LA ABUELA, es la historia de una mujer llena de amor y llena de vida, golpeada por el destino que le ha tocado vivir. LA ABUELA, recoge los sentimientos y la admiración del autor por este hermoso ser de grandes ojos azules. La descripción y la entrega en los detalles, nos hacen vivir épocas, que si bien las sentimos lejanas, no han dejado de estar cerca.

Con LA ABUELA, se cierra con divina ovación, esta primera recopilación de cuentos que propone Humberto Rossenfeld dentro de este género.

 

Cuando me pidieron hacer la introducción de UN TRÍPTICO Y ALGO MÁS, no dejaba de venirme a la cabeza una pequeña frase del genial Mario Benedetti, frase que alguna vez escuché en la película Caballos Salvajes. Sigue así:

¨…Se puede vivir una larga vida sin aprender nada. Se puede durar sobre la tierra sin agregar ni cambiar una pincelada del paisaje. Se puede, simplemente no estar muerto sin estar tampoco vivo. Basta con no amar nunca a nada, a nadie. Es la única receta, infalible, para no sufrir. ¨

 

Los primeros intentos, son para mí, los mejores. Son los que están llenos de coraje, pasión, angustia, dudas, inseguridades, corazón, muchísimo corazón, alegría, tristeza, emoción; elementos necesarios para amar. Y cuando hay amor en algo, en algún proyecto, los resultados siempre son los mejores pues sus elementos están constituidos de la mejor calidad.

 

Este es el primer proyecto de Humberto como escritor de cuentos publicados. Siempre va a ser el mejor pues es el primero. Es el que cambia alguna pincelada en el paisaje, es con el que aprendemos, con el que nos sentimos vivos y lo más importante, con el que mostramos que podemos amar, a amar con todo el corazón… aunque suframos.

 

Este es el principio de un hermoso futuro lleno de aventuras, de mucho respeto a la vida y hacia la construcción de alternativas para vivir una nueva historia, una historia con muchos caminos para descubrir.

 

 

Ana María García